El arte del maridaje

El acceso a millones de recetas y vinos, nos hace la vida un poco más complicada y mucho más entretenida. El maridaje es un arte, donde se puede combinar, armonizar o acompañar, los distintos tipos de vino con los diferentes sabores gastronómicos con el fin de unirlos, en un complemento perfecto. Al final, todo va a depender de nuestra propia experiencia combinando sabores, colores, texturas y aromas. 

Consejos para maridar con vino🍷

  • Encontrar el equilibrio justo: Pensar en el vino y la comida en conjunto

Ésta es una regla primordial para la mayoría de los sumilleres. Siempre debemos buscar una sinergia, una armonía que funcione en nuestro paladar. Por ello, antes de realizar la elección, tenemos que considerar los aromas, sabores, peso, y estructura de la comida y el vino conjuntamente. 
Los menús se ordenan según la intensidad de los platos y, de manera similar se ordenan también los vinos que los acompañan.

  • Conocer el perfil aromático y los sabores del vino

 Lo que buscamos es descubrir su identidad, sobre la cepa y su origen, identificar las características del mismo, para complementarlas de la mejor manera posible. Todos los sabores (amargo, dulce, salado, acído y umami) se encuentran en los vinos y en nuestras comidas, provocando muchas interacciones.

  • Cuidado con los dulces

Cuando probamos un postre, el gusto pierde sensibilidad y el vino tendrá un sabor menos dulce. El vino tiende a ocultar sus notas de fruta y disminuye su cuerpo, pero aumenta la sensación de sus taninos y acidez. En resumen, el vino pierde sus características y hace más difícil nuestro maridaje. Por eso con postres siempre se recomienda que el vino sea más dulce que el mismo.

  • Elegir un vino para servir con los entrantes y aperitivos

Basándonos en los puntos anteriores, podemos establecer unas claves comunes para elegir el vino perfecto para cada tipo de comida. 
De ahí que, por lo general, acompañemos los entrantes y primeros platos con vinos blancos o rosados, seguidos de vinos tintos jóvenes, tintos más maduros y finalmente, rematemos el menú con vinos generosos y dulces.

  • Confía en tu gusto personal

El maridaje de vinos es, principalmente, una cuestión de gustos. Una regla fundamental: elige un vino que te guste beber solo. Si el vino tiene la suficiente personalidad para proporcionarte placer por sí mismo, entonces solo te queda descubrir cómo puede combinar con tus platos favoritos.

grilled pork steak

Para vos ¿el maridaje es más ciencia o arte? 🤔

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *