Descubrí el tiempo óptimo de consumo para un vino ⏳

El vino, a diferencia de otros tipos de productos , es una bebida que sufre cambios constantemente y que sólo deja de hacerlo el día que, de alguna manera, «muere». Por ello, podemos hablar de que el vino tiene un ciclo de vida y un momento donde su consumo es óptimo. 

Como la mayoría sabe,  el vino tiene una naturaleza cambiante, y sufre una serie de reacciones fisico-químicas que van determinando su sabor, su aroma, cuerpo y otras tantas características a medida que pasa el tiempo. 
Desde el embotellamiento, tras el proceso de elaboración del vino, este pasará por diferentes períodos, experimentando primero un proceso de maduración. Luego, pasará por una etapa en donde sus características  alcanzarán su máximo esplendor. Estas mismas irán desapareciendo, hasta llegar al punto en donde el vino no debería consumirse como tal.

El ciclo de vida de consumo

Muchas son las características que van a condicionar la duración del ciclo de vida del vino, como: las uvas seleccionadas para su elaboración, la calidad de las mismas, la añada, el tipo de vino, los procesos de elaboración, su tiempo de envejecimiento, etc. Pero en todos los casos, podemos contemplar 3 fases: desarrollo, madurez y declive. Una vez que ingresa a esta última etapa, el vino irá perdiendo progresivamente sus propiedades.


En el caso de los vinos tintos reserva, estos deben cumplir con al menos 3 años de envejecimiento, con un mínimo de 12 meses en barrica. En estos vinos la evolución en botella es más lenta y sostenida en el tiempo. El ciclo de vida de estos vinos puede prolongarse hasta los 10  años aproximadamente, estando su momento óptimo para el consumo entre los 5 y los 8 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *