Estado óptimo del agua para mate

A la hora de preparar y cebar un buen mate, que el agua esté en su estado óptimo es un factor clave para que no influya en su sabor; es que este elemento determina muchos detalles que hacen un buen mate, como por ejemplo, el sabor que se obtiene de la yerba o el rendimiento de la cebadura, entre muchos otros. Si la yerba mate es de buena calidad, pero el agua no está en su temperatura justa, el resultado no será bueno.

Muchas personas desconocen la temperatura del agua para tomar mate, pero todo dependerá de si es dulce o amargo.

Para el mate dulce, generalmente se espera hasta casi el punto de ebullición; pero en Argentina más específicamente la zona del litoral, predomina el mate amargo, en donde se utiliza agua caliente pero no al punto de hervir

El motivo por el cual varía la temperatura del agua, es porque el azúcar modifica la percepción de temperatura para quien tome el mate. En efecto, si ceba un mate amargo con agua preparada para mate dulce, parecerá muy caliente, en caso contrario, si se ceba un mate dulce con agua preparada para mate amargo, parecerá frío.

Es una verdadera habilidad para aquellos cebadores lograr que el mate sea «parejo» , es decir, que tenga el mismo sabor en cada uno. Cebar mate no es solamente echar agua dentro del recipiente, sino mantenerlo rico hasta el final.

Y vos, ¿te considerás un buen cebador? 🤔

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *