El lenguaje del mate 🤫

El compartir un mate se considera uno de los tantos símbolos de comunicación, hay gente que ha adquirido el «arte de cebar mate» y cada uno le introduce ciertas variantes propias de su gusto particular. No sólo se trata de una infusión sino que cada forma de cebarlo tiene un significado: 

Mate lavado: enemistad.

Mate amargo: indiferencia.

Mate muy largo: visita indeseada.

Mate muy corto: quiere verte mas de seguido.

Mate muy frecuente: demuestran enojo de parte del cebador.

Mate dulce: amistad.

Muy dulce: interés.

Muy caliente: muere de amor por vos.

Mate frío: desprecio.

Con canela: ocupas todos mis pensamientos.

Con azúcar quemada: simpatizo con vos.

Con cáscara de naranja: ven a buscarme.

Con té: indiferencia.

Con café: ofensa perdonada.

Con leche: estima.

Hirviendo: casamiento.

Tapado: rechazo.

Espumoso: cariño verdadero.

Otros términos utilizados

Largo: mate con muy poca yerba. 

Cimarrón: Mate amargo

Ensillado: Mate preparado y listo para cebar.

«No te vayas rengo»: No tomar un sólo mate al pasar por algún lugar. Por lo menos saborear dos.

Encimar el mate: Si el cebador, por ej, se olvida o confunde y ofrece varias veces a una misma persona, o si cebando para una sola persona, se apura en volver a cebarle ni bien ha tomado el anterior, se dirá que le esta «encimando los mates».

Cebar Pelando: Cebar el mate pelando o «está que pela» cuando el agua con que se lo ceba está demasiado caliente, como si se la destinara a pelar (El agua hirviente se emplea para facilitar la tarea de quitar el pelo a la piel de algunos animales sacrificados para el consumo).

¡¡¡A prestar atención!!! 🧐