El secreto de los espumantes 🍾

Cada vez son más los que prefieren los vinos espumantes, y no sólo para fechas festivas o acontecimientos importantes.

Pero… alguna vez te preguntaste ¿cómo se producen? y ¿cuáles son las variedades utilizadas para su elaboración? Si no es así, en la siguiente nota te lo contamos.

Las cepas más utilizadas para producir espumantes son Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier. Estos vinos se caracterizan por poseer gas disuelto, proveniente de una segunda fermentación dentro de un envase que no permita la liberación del dióxido de carbono o puede ser adicionado de forma artificial, generando burbujas medianas que ascienden en la copa de forma irregular.

De los métodos de producción de espumantes, son dos los más utilizados.

  • Método champenoise o tradicional

La primera fermentación para conseguir el vino base se realiza en tanques de acero inoxidable habitualmente y la segunda fermentación se produce en la botella y requiere de la mano del hombre experto.

  •  Método rural o ancestral 

Este método es más antiguo que el Champenoise y su práctica ha aminorado en la mayoría de los casos. Una vez conseguido un vino base, prosigue con una segunda fermentación en botella de forma espontánea, utilizando solo los azúcares reductores residuales del vino base. Es decir, sin agregados adicionales.

Y para el final… El licor de expedición es un secreto bien guardado que se agrega al final de la elaboración. Es el encargado de definir la calidad del espumante, como así también, la graduación de azúcar del mismo. Detallamos a continuación las categorías: 

  • NATURE: Hasta 3 grs de azucar por litro.
  • BRUT NATURE: Hasta 7 grs de azucar por litro.
  • EXTRA BRUT: Hasta 11 grs de azucar por litro.
  • BRUT: Hasta 15 grs de azucar por litro.
  • DEMISEC: Entre 15 y 40 grs de azucar por litro.
  • DULCE: Mas de 40 grs por litro.