Postres tradicionales: Dulces en Almíbar

Generar atención
Simple, fácil y exquisito.

Esta exquisitez, que muchas veces nos sacó de apuros a la hora de ofrecer un postre, está elaborado con trozos de frutas a elección, ya sean cortadas en juliana, rodajas, cuartos… que se cocinan en almíbar (jarabe a base de una disolución de agua y azúcar) hasta que espesa. Con esta técnica se alarga la conservación de las frutas durante un largo periodo. El azúcar se considera un conservante natural y expuesta a altas temperaturas evita el deterioro de la fruta, ya que retiene el agua, y desempeña un papel antiséptico.

Curiosidades

  • Las frutas en almíbar no son el sustituto ideal para la fruta fresca, pero puede ser una alternativa de postre para aquellos que no consumen la fruta de manera natural. También es una alternativa más saludable en comparación a otros dulces como tartas, tortas, bizcochos, que suelen ser más grasos y calóricos.
  • Es un postre conveniente para quienes padecen hipertensión o tienen exceso de colesterol, pero no se recomienda su consumo para las personas que padecen ciertas patologías como la diabetes, por la elevada concentración de azúcares.
  • La fruta en almíbar se puede consumir tal cual está conservada, acompañada con canela, especias, licores y otras frutas o se puede usar para cubrir, decorar o rellenar tortas, tartas y cualquier otro tipo de postre dulce.

¿Podrá alguien resistirse?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *